Guía de enoturismo del Penedés

Si buscas una escapada que fusione enología, cultura, historia, mar y montaña, una gastronomía de primera y diversión para todos los gustos, el Penedés te ofrece, a media hora escasa de Barcelona y Tarragona, la solución perfecta a tu dilema viajero en esta guía.

En el Penedés encontrarás uno de los destinos de enoturismo más atractivos de Europa, con un increíble paisaje plagado de bodegas y viñedos que da forma a una de las regiones vitivinícolas mas antiguas del continente. Desde Evadium te invitamos a acompañarnos en este viaje apasionante y descubrir todos sus atractivos en esta completa guía del Penedés, ¿te apuntas?

El Penedés, tres joyas unidas por el vino

El Penedés es una comarca natural de Cataluña,  repartida entre las provincias de Barcelona y Tarragona, que se encuentra a su vez subdividida en tres comarcas más:

  • el Alto Penedés –donde brillan con luz propia su capital, Villafranca del Penedés, y la cuna del cava, Sant Sadurní d’Anoia–;
  • el Bajo Penedés o Penedés Central –con El Vendrell y Calafell como núcleos principales–;
  • y El Garraf o Penedés Marítimo –abierto ya al mar con poblaciones como Sitges, San Pedro de Ribas o Vilanova i La Geltrú–.

Conocido popularmente como el Gran Penedés, se trata de un enclave único tanto por sus atractivos naturales y culturales –historia, enología, mar, montaña, festivales de música, tradiciones como los Castellers, etc.– como por su proximidad a otros destinos de gran interés para el viajero. A media hora encontrarás excursiones tan interesantes como la siempre cosmopolita Barcelona –para visitar la Sagrada Familia, el Mercado de La Boquería o el Parque Güell de Gaudí–, la preciosa Tarragona –patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 2000–, y toda la Costa Dorada –salpicada de playas maravillosas desde Calafell hasta Alcanar, pasando por Salou, Comarruga, L`Ametlla de Mar, Cambrils o San Pedro de la Rápita, y con Portaventura como atractivo para todos los públicos–.

Mapa de comarcas del Penedés, Cataluña

En el Penedés podrás disfrutar de uno de los destinos enoturísticos más atractivos de Europa, con un increíble paisaje plagado de bodegas y viñedos que da forma a una de las regiones vitivinícolas mas antiguas del continente y cuyos vinos encuentran en la Denominación de Origen Penedés, la certificación de su calidad diferenciada. Una vez aquí tu abanico de opciones es casi interminable, con rutas de senderismo y cicloturismo que transcurren entre castillos, visitas a bodegas de corte modernista, catas de vinos y cavas, una excelente gastronomía y magníficas fiestas populares. Si buscas esto y muchos atractivos más, te invitamos a acompañarnos en este viaje apasionante que te guiará por el Penedés.

El Alto Penedés, el corazón de la Denominación de Origen Penedés

Protegida por las montañas de la sierra Prelitoral y bendecida por la influencia climática del Mediterráneo, esta comarca es el corazón de la tradición vitivinícola del Penedés, siendo el cultivo de la vid la actividad económica más importante en la zona. No en vano 

Sant Sadurní d’Anoia es considerada la capital del cava, y Vilafranca del Penedés, cabeza administrativa de la comarca, la capital del vino, cuenta con un maravilloso centro museístico especializado en viticultura que no debes perderte: Vinseum, Museu de les Cultures del Vi de Catalunya.

Para sumergirte en la historia del Alto Penedés (Alt Penedès), un magnífico comienzo es el conjunto arqueológico que encontrarás en el Espacio Natural Protegido de Olérdola (Espai Natural Protegit d’Olèrdola), dominado por la fortificación levantada en tiempos de los íberos que, siglos más tarde, durante la Edad Media, constituyó también un enclave estratégico: el castillo de Olèrdola.

Conjunto monumental del Castillo de Olérdola, en el Alt Penedés
Castillo de Olérdola

Otros enclaves que sin duda disfrutarás son el castillo de Penyafort de Santa Margarida i els Monjos –antigua torre defensiva del siglo XII, dependiente entonces del castillo de Olèrdola–, y uno de los conjuntos monumentales mejor conservados del románico catalán, la iglesia de Santa Maria y el castillo de Sant Martí, que te ofrecerán además unas vistas inolvidables desde la cima del Turó de la Roca, en Sant Martí Sarroca.

Sant Sadurní d’Anoia, capital del Cava

Aunque el centro neurálgico de cavas Codorniù y Freixenet te ofrece atractivos más allá del vino –su variado patrimonio arquitectónico incluye excelentes muestras de arquitectura modernista–, no debes obviar en la Capital del Cava visitas a bodegas y cavas del Penedés tan prestigiosas como Vilarnau, Juvé y Camps, Monistrol, Montesquius o Recaredo, si bien las cavas Codorniù, considerada la Catedral del Cava, situadas a las afueras de Sant Sadurní d’Anoia, constituyen una visita imprescindible. La imponente construcción, firmada por José Puig i Cadafalch, está calificada como Monumento Histórico Artístico Nacional.

Fachada de Cavas Codorníu, en Sant Sadurní d'Anoia, Penedés
Cavas Codorníu

Otras opciones para disfrutar del mundo del vino son la Ruta del Cava, un sorprendente recorrido enoturístico por pequeñas cavas familiares del Penedés con intrincadas galerías subterráneas donde madura sin prisas el estupendo cava local, o visitar el Centro de Interpretación del Cava.

La calidad del vino espumoso está amparada por su propia Denominación de Origen Cava, y aunque popularmente esté asociado a Sant Sadurní d’Anoia, el cava puede proceder de hasta 7 comunidades autónomas (Cataluña, Aragón, La Rioja, Navarra, País Vasco, Comunidad Valenciana y Extremadura). Conoce todas las denominaciones de origen de España en nuestra guía.

Sant Sadurní d'Anoia, en el Penedés
Sant Sadurní d’Anoia

El patrimonio arquitectónico de Sant Sadurní d’Anoia te sorprenderá a cada paso, desde el Ayuntamiento, con su reloj modernista de principios del siglo XX, hasta la casa de Lluis Mestres, un edificio inconfundible por sus balcones de hierro diseñado por el arquitecto Lluís M. Güell. Para seguir la pista del modernismo puedes visitar otros edificios como la Casa de la Vila, las Escoles Noves y Cal Calixtus, o acercarte hasta las cercanas poblaciones de Gelida y Vilafranca del Penedés, ambas con interesantes muestras de esta corriente arquitectónica.

Pero también te esperan aquí bonitas iglesias y ermitas, como la de San Benet d´Espiells –con un marcado estilo prerrománico– o la Parroquial –presidida por su campanario gótico de planta octogonal–, la la torre carlista de Font del Mingo, y excavando un poco más en el tiempo los restos del castillo de Vilardell, ya en las afueras de la ciudad.

Por último, si eres un poco goloso no deberías abandonar Sant Sadurní sin pasar por la fábrica de chocolate Simón Coll, donde vienen elaborando chocolate nada menos que desde 1840, trabajando desde el haba de cacao hasta el producto final. En su centro de visitas, el «Espai Xocolata Simón Coll«, podrás conocer de cerca el proceso de elaboración del cacao, a través de una experiencia sensorial culminada la degustación de sus exquisitos bombones y chocolates. No podrás resistirte a comprar algunas de las delicias de su tienda.

Museo del chocolate de Simón Coll en el Penedés
Chocolates Simón Coll

Vilafranca del Penedés, capital del vino

Si bien puedes visitar ilustres bodegas del Penedés como Mascaró, Alsinac o Pinord, en Vilafranca del Penedés te proponemos explorar los caminos de la cultura del vino por otros derroteros.  Una primera parada obligada es el Vinseum (Museo de las culturas del vino), ubicado en pleno casco histórico de la ciudad, junto a la plaza Jaume I, la calle de Sant Pere o la Plaza Porticada de Sant Joan. El museo, ubicado en el antiguo Palacio Real de la corona catalanoaragonesa, te permite profundizar en los orígenes y la evolución de estimado producto, así como degustar al final de la visita una copa de vino. Con las enseñanzas adquiridas estarás listo para explorar la Ruta del vino y el cava del Penedés, así como para adentrarte en rutas de senderismo o excursiones entre viñedos y visitar cualquiera de las bodegas de la comarca.

Interior de Vinmuseum, en Vilafranca del Penedés
Vinseum

También aquí podrás descubrir, paseando sin prisas por la ciudad, tesoros históricos y estupendas muestras de arquitectura modernista. Destacan en Vilafranca del Penedés edificios tan singulares como las casas de la Villa, Nogués, Ramona Quer y Just, así como la preciosa Basílica de Santa María –con magníficas gárgolas y elegantes elementos góticos–, la iglesia y convento de San Francisc, el Palacio Baltà o el solemne Cementerio Patrimonial. Y más allá de la arquitectura, podrás completar la experiencia inmersiva disfrutando en vivo de tradiciones como los Castellers y de fiestas como el Vijazz, la Fiesta Mayor –declarada de Interés Turístico Nacional– o, si eres un turista activo, de la peculiar “Enorunnig Penedés”, una bonita carrera para disfrutar del deporte y la naturaleza.

Panorámica de Vilafranca del Penedés
Vilafranca del Penedés

Entre estas actividades merece mención especial la tradición castellera (Castellers) de Vilafranca, que junto con Valls es la ciudad donde mejor podrás apreciar estas espectaculares torres humanas, todo un icono de la cultura catalana, reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta tradición tiene su máxima expresión en jornadas festivas como la de San Fèlix, pero en cualquier época del caño podrás asistir a uno de los ensayos de la colla de Castellers de Vilafranca en Cal Figarot, en pleno centro de la ciudad.

Castellers del Penedés
Torre humana de Castellers

La Carretera del Vi del Penedés

Reconocida como la primera Wine Road de nuestro país, la Carretera del Vi, también conocida como el Camino del Vino, recorre el antiguo trazado, utilizado ya por los romanos como vía comercial, que comunica los viñedos del Alto Penedés con la costa del Garraf. Constituye una excelente alternativa de enoturismo en el Penedés que te permite fusionar la cultura del vino de esta comarca con sus atractivos históricos, desde los primeros asentamientos íberos hasta la arquitectura modernista.

Carretera del Vi del Penedés
La Carretera del Vi del Penedés

La carretera del Vi se extiende a lo largo de 33 kilómetros, en una ruta que discurre por 7 municipios y que aglutina a 13 bodegas del Penedés en total, ofreciéndote una divertida propuesta para explorar la región y disfrutar de sus vinos, de su entorno natural, sus tradiciones y su patrimonio histórico.

Desde 2018 esta propuesta de enoturismo del Penedés organiza también a principios de junio la Fiesta de la Floración, una ocasión única para saborear los mejores vinos de cada bodega y maridarlos a la perfección con actividades enoturísticas, música en vivo y la maravillosa gastronomía del Penedés.

El Bajo Penedés, entre viñedos y playas

Ubicado entre las ciudades de Barcelona y Tarragona –imprescindible una excursión a esta última, si tienes tiempo, para descubrir su anfiteatro, su circo romano y su catedral, además de para explorar sus magníficas playas–, la comarca del Bajo Penedés (Baix Penedès) reúne tres paisajes muy diferentes: uno más silvestre y montañoso –presidido por la sierra del Montmell, y con pequeñas poblaciones como Tossal Gros de Miramar, Saburella, Albereda de Santes Creus y El Montmell–, otro dominado por llanuras cubiertas de viñedos, y una franja litoral de más de quince kilómetros con maravillosas playas.

La llanura está ocupada por pueblos como Bisbal del Penedés, Sant Jaume dels Domenys, Llorenç del Penedés, Banyeres del Penedés y l’Arboç, que dan paso a Albinyana, Santa Oliva, Bellvei, para finalmente terminar a orillas del mar en Cunit, Calafell y El Vendrell, capital administrativa de la comarca.

El Bajo Penedés posee una estupenda tradición gastronómica en la que destacan el popular xató del Penedés –más adelante te explicamos más sobe él– y los vinos y cavas con Denominación de Origen Penedés, pero también te ofrece excelentes opciones para el senderismo, para disfrutar de magníficas playas, pasear entre edificios modernistas y monumentos romanos, o para seguir viviendo de cerca herencias culturales muy presentes en la cultura catalana como los Castellers. Para todo ello no dudes explorar sin prisa pueblos con encanto como Sant Jaume dels Domenys, Banyeres del Penedés, La Bisbal del Penedés, Bellvei, L’Arboç o Masllorenç, y por supuesto deja espacio en tu viaje para dos enclaves esenciales: El Vendrell y Calafell.

Xató del Penedés
Xató del Penedés

El Vendrell, suite mediterránea del Penedés

El Vendrell es la capital del Bajo Penedés. Ubicada a los pies de la sierra Litoral y en plena Costa Dorada, te enamorará con sus barrios marítimos y con kilómetros de playas de arena fina como las de San Salvador, Coma-ruga y El Francàs.

Playa de Coma-Ruga, en El Vendrell
El Vendrell

En la ciudad que fue cuna del genial Pau Casals podrás descubrir la vida y obra del afamado compositor y violonchelista, siendo parada imprescindible la residencia familiar de veraneo del músico, ‘Vil·la Casals’, en el paseo marítimo de Sant Salvador, que se conserva hoy como estupendo Museo de Pau Casals y sede de la Fundación que lleva su nombre. En él puedes admirar todos los detalles de la vida de Casals, sus instrumentos y disfrutar de actividades que se programan durante todo el año, así como pasear por su estupendo jardín o tomar algo sin prisa en su restaurante con vistas al mar.

Estatua de Pau Casals, en El Vendrell
Pau Casals

Y si eres de los que no quieren quedarse sin postre, anímate a explorar en centro de la ciudad para comprar en cualquier pastelería los típicos bufats (soplados) del Vendrell, unos riquísimos pastelillos crujientes elaborados a base de avellanas, azúcar y clara de huevo.

Calafell, ideal destino en familia del Penedés

Lo que fue un tradicional pueblo de pescadores con casitas bajas se ha convertido poco a poco en un destino familiar de playa que atrapa cada año a miles de visitantes en busca de tranquilidad, buenas playas, mejor vino y los mejores productos del Mediterráneo.

Castillo de Calafell, en Bajo Penedés
Calafell

En cuanto a patrimonio se refiere, en Calafell puedes visitar uno de los yacimientos ibéricos más importantes de nuestro país, La Ciutadella Ibérica, además del Castell de la Santa Creu (año 1037) y hermosos edificios religiosos como la ermita románica de San Miguel de Segur (1238) o la iglesia de San Pedro Pescador (siglo XX), declarada Bien Cultural de Interés Local. El 16 de julio se celebra, como en toda villa marinera que se precie, la fiesta de la Virgen del Carmen, que culmina con una procesión en el mar.

La Ruta del Xató del Penedés, mucho más que ensalada

El xató es una salsa que se elabora tradicionalmente con almendras y avellanas tostadas, miga de pan, vinagre, ajo, aceite, sal y ñora, y que acompaña casi siempre a una ensalada a base de escarola, atún, bacalao y anchoas. En el Penedés hay todo un calendario del Xató que se desarrolla entre finales de noviembre y mediados de marzo, con diferentes eventos –festival del xató, xatonadas populares, Fiesta del Xató y la Semana del Xató– en Vilanova i La Geltrú, El Vendrell, Vila franca del Penedés, Sitges y Calafell. Si tienes curiosidad por probar esta delicia en su entorno más auténtico puedes acercarte a cualquiera de ellos, donde te esperan más múltiples actividades y propuestas diferentes: rutas de senderismo, cicloturismo, música, playa, enoturismo, fiestas populares… ninguna otra ensalada te dará tantas alegrías.

El Garraf, el Penedés marítimo

El Penedés Marítimo, que así se llama también la comarca de El Garraf, pone a tus pies 11 kilómetros de costa en los que playas maravillosas se intercalan con los bosques de las últimas estribaciones montañosas del Parque Natural del Garraf, donde incluso te sorprenderá la presencia de la comunidad de monjes budistas Sakya Tashi Ling, que se instaló aquí en 1996 dando una nueva vida al palacio modernista de Novella. Sitges, Cubelles –con la desembocadura del río Foix y playas espectaculares como Mota de Sant Pere o Les Salines– y Vilanova i La Geltrú –capital administrativa de la comarca– son enclaves imprescindibles que debes anotar en tu ruta de viaje.

Panorámica de Sitges, en Costa del Garraf
Sitges

Si llegas hasta aquí buscando arena y mar, no hay lugar para la decepción: 25 kilómetros de costa reservan joyas para todos los gustos, desde playas de arena fina y aguas tranquilas, hasta pequeñas calas rodeadas por acantilados a los pies del macizo del Garraf. Algunas de ellas son Playa Llarga y Ribes Roges en Vilanova i La Geltrú, o la Cala de l’Home Mort y las playas de La Ribera o Terramar en Sitges. Ambas ciudades albergan también magníficos puertos deportivos, dos en Vilanova –el Club Nautic Vilanova y la Vilanova Grand Marina– y uno más en Sitges –Port Ginesta, el mayor de Cataluña–.

Tampoco te olvides de consultar el calendario al planificar tu visita a El Garraf, pues quizás te apetezca coincidir con fiestas como los carnavales de Sitges y Vilanova, festivales como el Sitges Film Festival, o sencillamente para disfrutar del espectáculo de los Castellers en Sitges durante el otoño, cuando también tienen lugar las tradicionales Fiestas de la Vendimia (Verema). También aquí podrás disfrutar de actividades especiales con el xató como protagonista (febrero), y de la interesante “Temps de Vi”, la Feria de Vinos catalanes de Vilanova, donde podrás degustar los deliciosos caldos elaborados en la comarca por bodegas como Jaume Serra, Puig Batet, Cava Grau Dòria, Bodega Hospital Sant Joan Baptista, Finca Valldosera, Finca Viladellops, Torre del Veger…

Vilanova i La Geltrú

Además de capital administrativa del Garraf, Vilanova i La Geltrú te reserva dos sorpresas muy especiales. La primera es el Museo del Ferrocarril de Cataluña, considerado uno de los mejores sobre la historia del ferrocarril en toda Europa. Muy cerca de él se encuentra también el Museo Víctor Balaguer, un precioso edificio de finales del XIX que alberga una magnífica biblioteca histórica en la podrás admirar además obras de grandes pintores como El Greco, Rubens, Goya o Van Dyck, así como de artistas modernistas catalanes de la talla de Joaquim Mir, Rusiñol o Isidre Nonell.

Museo del Ferrocarril, en Vilanova i la Geltrú
Museo del Ferrocarril de Cataluña

Para despejarte nada como un agradable paseo por la rambla de la Pau, repleta de bares y terrazas perfectos para tomar un refrigerio y escoltada por antiguas casas de indianos o edificios interesantes como el mercado municipal, el teatro municipal o la iglesia de la Mare de Déu de les Neus, incluyendo alguna joya modernista como la Casa Renard o Can Pahissa. Tampoco debes de olvidar en tu paseo el carrer de la Unió o la Casa de la Villa, un hermosos edificio diseñado por Francesc de Paula del Villar.

No olvides saborear la mejor gastronomía costera en algunos de los restaurantes que salpican el barrio marinero por excelencia de la ciudad, muy cerca ya del puerto, donde también puedes disfrutar la experiencia de asistir a una subasta de pescado. Y ya tan cerca del mar, sería casi un delito no dedicar algo de tiempo a disfrutar de las maravillosas playas de Vilanova. Playa Llarga, Ribes Roges, Adarró, Aiguadolç, la playa del Faro San Cristofol, la de Sant Gervasi… aquí siempre encontrarás una playa que parece haber sido pensada para ti.

Playa de Vilanova i la Geltrú, Penedés
Vilanova i la Geltrú

Sitges

Hace tiempo que Sitges dejó de ser un pequeño pueblo de pescadores para convertirse en todo un centro turístico internacional. Famoso por su Festival de cine fantástico de Sitges (Sitges Film Festival) -normalmente celebrado en octubre-, considerado el primer festival de cine fantástico del mundo (nacido en 1968), o por ser uno de los primeros destinos abiertamente gay friendly del mundo, por su animado carnaval ,y por sus estupendas calas y playas. Cuenta con más de 25 playas, entre las que encontrarás maravillas como Cala Ginesta, Les Anquines, Sant Sebastiá, Les Botigues, La Ribera, La Riera Xica, Cala Morisca, Terramar, la Barra o la Cala de l`Home Mort.

Festival de cine fantástico de Sitges, en el Penedés
Festival de Cine fantástico de Sitges

Sitges es una ciudad que puedes pasearte entera, encontrando a cada paso coloridos patios repletos de flores, magníficas muestras de la arquitectura indiana y modernista –en la avenida de Artur Carbonell y en las calles de Francesc Gumà, San Isidro y Isla de Cuba, además del antiguo mercado, la casa Bartomeu Carbonell, el Palacio Museo Maricel y varias casas del Paseo de la Ribera–, así como uno de sus más bellos edificios, la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla (1670). No olvides al pasar por allí hacerte una foto con la Sirenita de Sitges, obra del escultor Pere Jou, ubicada a un paso de la iglesia, junto a la escalera de La Punta. Guarda también algunas fuerzas para visitar museos como Cau Ferrat o el Museo Romántico Can Llopis, ambos muy interesantes.

Por supuesto en Sitges te queda espacio, y mucho, para festejar durante todo el año. Aquí podrás seguir saboreando los estupendos vinos del Penedés y maridarlos con las maravillas que ofrecen la tierra y el mar, apreciar tradiciones ancestrales como los Castellers –con actuaciones a lo largo del año entre las que destacan la Fiesta Mayor, en la segunda quincena de agosto, y el Día de la colla, en octubre–, disfrutar de una animada vida nocturna de la ciudad, o del estupendo programa Conciertos a Medianoche, que tiene lugar entre julio y agosto.

Y no todo es vino en el horizonte… si eres un enamorado de la cerveza puedes realizar una visita a la Cervecería Artesanal La Sitgetana, donde al final de un interesante tour de la mano de su maestro cervecero, te ofrecerá una interesante cata de cervezas.

Enoturismo en el Penedés

Aunque la tradición vinícola está más extendida en el Alto Penedés, la cultura del vino empapa el Penedés en su totalidad y a buen seguro que los amantes del enoturismo encontrarán en la Ruta del Vino del Penedés un auténtico paraíso.

El Penedés está salpicado de infinidad bodegas (cellers) y cavas a lo largo y ancho de la región, donde, además de conocer sus instalaciones y catar sus vinos, podrás hacer maridajes, comer, pasear por sus viñedos, participar en faenas de vendimia, etc. No en vano, la Ruta del Vino del Penedés presume de ser una de las más frecuentadas por los enoturistas.

Bodega Segura Viudas, en el Penedés
Bodega del Penedés (Segura Viudas)

Además de nombres archiconocidos como Bodegas Familia Torres, Cavas Codorníu o Freixenet, te sorprenderán otras bodegas como Jean Leon, Segura Viudas, Recaredo, Pere Ventura, Gramona, Llopart o Parés Baltá.

Y si quieres hacer enoturismo en el Penedés y asegurarte una buena experiencia no dejes de leer nuestros consejos para organizar una escapada de enoturismo.

Fiestas populares en el Penedés

El Penedés acoge cada año multitud de fiestas populares que te pondrán en bandeja la posibilidad de saborear al máximo los encantos de la comarca. Como puedes imaginar muchas de ellas giran en torno al mundo del vino y su cultura, pero en el Penedés el vino no lo es todo, y cada localidad tiene sus joyas particulares. Por ello resulta casi imposible citar todas las fiestas y ferias que celebran los pueblos y ciudades del Penedés, pero en esta guía tienes algunas propuestas para que sin duda te dejarán, nunca mejor dicho, un buen sabor de boca:

Cavatast y la Semana del Cava, en Sant Sadurní d’Anoia

Cavatast, Feria del Cava en Sant Sadurní d'Anoia, Penedés
Cavatast

Cavatast es de la única feria anual exclusivamente dedicada al cava en el Penedés. En ella, las distintas bodegas del Penedés ofrecen y venden a principios de octubre los mejores vinos de la Denominación de Origen Cava, en una ambiente festivo donde podrás probar además la exquisita gastronomía de la local. Unas 30.000 personas se reúnen a lo largo de la Rambla de la Generalitat para degustar productos de excelente calidad que incluyen más de cien referencias de cava para degustar y multitud de catas gastronómicas. Coincidiendo con el Cavatast se celebran también la Semana del Cava y la Feria Comercial e Industrial, que organiza la Unión de Comerciantes de Sant Sadurní.

Fiesta de la Filoxera, en Sant Sadurní d’Anoia

Esta fiesta, que se celebra todos los años el 6 de septiembre, recuerda uno de los momentos más difíciles que atravesó Sant Sadurní d’Anoia, cuando el 1887 la filoxera arrasó sus viñedos. La celebración de la fiesta de la Filoxera gira en torno a la lucha que mantienen los campesinos de la zona con la figura gigante de una filoxera –un insecto parásito de la vid–, a base fuego, tambores, petardos, y una gran explosión de luz y sonido. La representación termina con la llegada del Cava, y con lluvia de vino que representa el torrente de alegría que inunda al pueblo por su victoria final. Es una ocasión estupenda para que puedas conocer de primera mano la historia de la ciudad, y por supuesto para que degustes en un ambiente festivo los vinos y la gastronomía del Penedés.

Vijazz, en Vilafranca del Penedés

Fusión perfecta para los amantes del vino y del mejor jazz. El evento tiene lugar durante un fin de semana del mes de julio, y por toda la ciudad es posible disfrutar de música en vivo que marida a la perfección con los excelentes vinos y la gastronomía del Penedés. Conciertos, enología y deliciosas recetas se dan la mano en un evento magnífico, en el que tampoco falta la tradición castellera de Vilafranca del Penedés.

Fiesta Mayor y Diada de Sant Fèlix, en Vilafranca del Penedés

Considerada una de las fiestas más espectaculares de Cataluña, incluye cinco días de festejos que comienzan el 29 de agosto y culminan el 2 de septiembre, teniendo su punto álgido el día 30 de agosto con la inolvidable Diada de Sant Fèlix de Roma, patrón de la ciudad. Durante esos días puedes perderte sin temor entre las calles y plazas de la ciudad para disfrutar de los pasacalles, bailes populares, castillos de fuegos artificiales y, por supuesto, de los impresionantes castillos humanos que realizan los Castellers de Vilafranca del Penedés. Una fiesta sensacional que te permitirá, además, degustar las maravillas gastronómicas y enológicas de la región.

Fiesta del Mosto de la Ràpita, en Santa Margarida i els Monjos

Se celebra en la primera quincena de noviembre, cuando las bodegas están ya a punto de comenzar a moler las uvas recién cosechadas. Si decides dejarte caer por Santa Margarida en estos dos fines de semana de fiesta, podrás disfrutar de típicas degustaciones gastronómicas y enológicas, de concursos de poda, gymkanas con tractores, y por supuesto de los tradicionales “Corre Cellers”, recorridos por las antiguas bodegas del pueblo.

Otras fiestas de interés en el Penedés

Casi todas las poblaciones celebran ferias inspiradas en el vino, la trashumancia o el ganado, y por supuesto la comarca cuenta con un sinfín de fiestas mayores. Algunas de las más importantes son el Mercado del melocotón del Ordal –en Subirats–, la Feria del Gallo del Penedés –en Vilafranca–, o la Feria de la Xatonada y las Fiestas de Sant Pere –ambas en Vilanova i La Geltrú–, a las que hay que sumar otros eventos como el ya archiconocido Festival de Cine Fantástico de Sitges (Sitges Film Festival).

Feria de Gallo, en Vilafranca del Penedés
Feria del Gallo del Penedés

Ruta de los castillos de frontera en el Penedés

Si te apasionan la historia y las fortalezas antiguas, aquí encontrarás un verdadero filón para el disfrute. La zona del Gran Penedés fue parte esencial de la Marca Hispánica, un territorio que hacía las veces de barrera defensiva para el Imperio carolingio frente a la imponente expansión del Al-Andalus musulmán. Como consecuencia de este doble fin estratégico y defensivo, a lo largo de la marca se establecieron una serie de castillos que, en muchos casos, hoy pueden admirarse casi como entonces, conformando una interesante ruta histórica de castillos que incluye localidades como Olivella, Gelida, Castellet i La Gornal, Olérdola, Subirats, Montmell o Castellví de la Marca. Una estupenda vivencia para los amantes de la historia que, cómo no, siempre viene bien remojar con estupendos vinos en cualquiera de las bodegas que trufan la Denominación de Origen Penedés.

Panorámica de Castillo de Frontera del Penedés
Parador de Turismo de Cardona

Gastronomía del Penedés, vinos muy bien acompañados

Más allá de sus excelentes vinos –tintos, blancos, dulces o espumosos–, sin duda los grandes protagonistas en cualquier mesa a la que te sientes, en esta guía del Penedés no podemos olvidarnos  de las auténticas joyas gastronómicas de la tradición catalana que ofrece. Verduras de temporada que se combinan a la perfección con excelentes carnes, pescados y mariscos, las exquisitas setas que se recolectan en el Alto Penedés, platos de caza entre los que no faltan delicias como el faisán, la codorniz o la perdiz, y especialidades como el Xató, su famosa salsa tradicional que acompaña siempre ensaladas de primera, en torno a la cual se ha desarrollado toda una cultura que empapa por completo esta comarca.

No debes dejar de probar los riquísimos bufats (soplados) del Vendrell, las catànies de Vilafranca, los afamados chocolates de Simon Coll en Sant Sadurní d’Anoia, o la deliciosa mermelada confeccionada con melocotones del Ordal. Manjares todos ellos que decenas de restaurantes de primer nivel combinan de forma magistral para que tu visita al Penedés sea siempre una experiencia inolvidable y con mucho, mucho gusto.

Otras actividades en el Penedés

Ya te habrás dado cuenta de que el Gran Penedés es un territorio en el que no faltan caminos, senderos entre viñas y antiguas vías de paso, que posibilitan la creación de estupendas rutas para los apasionados del senderismo, del cicloturismo y la BTT, o de las excursiones a caballo, actividades que discurren siempre entre impresionantes paisajes que alternan llanuras y montañas, acantilados, bosques, amplias praderas y ríos claros como el cristal. Uno de los lugares perfectos para ello es sin duda el Parc Natural del Foix.

Encontrarás también inolvidables experiencias que puedes disfrutar en familia en el Penedés, como los paseos en globo, las jornadas micológicas o los parques de aventura al aire libre, donde la diversión transcurre entre tirolinas, circuitos sobre árboles y rocas, y puentes colgantes, con niveles de dificultad adaptados para los más pequeños.

Por supuesto, en las zonas costeras tendrás también un amplísimo abanico de actividades relacionadas con el mar, desde el más puro ocio contemplativo hasta deportes acuáticos ideales para los viajeros más activos.

Si buscas un momento de desconexión y el relax te invitamos a encontrar los destinos más próximos en nuestro artículo para conocer los mejores balnearios de Cataluña.

Claustro del Monasterio de Poblet - Ruta del Císter
Monasterio de Poblet

Y si aún te quedan ganas de explorar, puedes animarte a recorrer la Ruta del Císter, que te acercará hasta los monasterios cistercienses de Santes Creus, Santa María de Poblet y Vallbona de Les Monges, o visitar el Monasterio de Montserrat, e incluso dar un salto hasta el pueblo de Montblanc, origen de la leyenda de Sant Jordi y declarado Conjunto Monumental y Artístico. Allí mismo, en Montblanc también, merece la pena conocer la conocida como Catedral del Vino, bodega modernista obra del arquitecto Cèsar Martinell.

En resumen, si los vinos y bodegas del Penedés son a primera vista los atractivos más populares, habrás descubierto en esta guía del Penedés que la historia, la gastronomía, el mar y la montaña te reservan muchas más razones para  escaparte ¡Disfrútalo!

PREPARA TU ESCAPADA
-> Cómo encontrar un seguro de viaje barato
-> Consejos para ahorrar en tus escapadas
-> Consejos para alquilar coches baratos
-> Cómo consultar la previsión del tiempo antes de viajar
-> Qué cámara de fotos digital llevar de viaje

Guía del Penedés para hacer enoturismo y mucho más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *