Panorámica Sierra de Gredos

Hablar de la Sierra de Gredos es hablar de un lugar único que reúne todos los ingredientes para los amantes de la naturaleza en estado puro: macizos rotundos, gargantas, ríos, cascadas, lagunas, y una riqueza en flora y fauna.

A menos de dos horas de Madrid, en la provincia de Ávila, se encuentra este espectacular espacio natural con una de las mejores vistas de cielo nocturno del mundo, en cuyo interior te aguardan numerosos pueblos con encanto donde conocer la cultura y costumbres de la zona, además de saborear su deliciosa gastronomía.

Tanto si vas de paso como si estás dispuesto a pasar allí unos días, descubre con Evadium todo lo que puedes ver y hacer en tu escapada a la Sierra de Gredos.

El Parque Regional de la Sierra de Gredos

El Parque Regional de la Sierra de Gredos, también conocido como Sierra de Gredos, es un espacio natural protegido, localizado en el sur de la provincia de Ávila. Nacido hace 350 millones de años, la Sierra de Gredos es un muro granítico fruto de la erosión glacial, que se levanta en el corazón del Sistema Central, separando las cuencas de los ríos Tajo y Duero.

Laguna Sierra de Gredos

En su accidentado relieve de macizos rotundos, magníficos pinares, ríos, cascadas y lagunas, destacan el Circo de Gredos y la Laguna Grande, ambos de origen glaciar, presididos por el imponente pico Almanzor, con 2.592 metros, la máxima altura de todo el Sistema Central.

Mapa de la Sierra de Gredos, Ávila

La privilegiada situación del parque natural lo convierten también en un auténtico paraíso por su riqueza en flora y fauna, como la cabra montés.

La Plataforma de Gredos es el principal punto de acceso al Parque y al Circo de Gredos, y desde donde parten numerosas rutas por la Sierra. Se trata de un aparcamiento situado al final de la carretera de la Plataforma de Gredos, que nace en Hoyos del Espino.

Casualmente, no muy lejos de Hoyos del Espino se celebra cada verano desde 2006 el festival Músicos en la Naturaleza, un curioso festival de música en plena naturaleza, en cuyas pasadas ediciones se han dado cita artistas de renombre internacional como Sting, Pet Shop Boys o Bob Dylan.

Sea cuando sea la época del año en que desees escaparte a la Sierra de Gredos, encontrarás razones para hacerlo, todas ellas únicas a la vez que complementarias. En primavera vivirás la explosión de flores y el verde intenso de todo tipo de plantas; en otoño podrás recoger varios tipos de setas y hongos que nacen en los pinares para delicia de los amantes de la naturaleza y del buen comer. En invierno pasearás por la nieve. Y en todos los casos podrás estar seguro de que estarás asistiendo a la maravilla de la vida en el parque desde un asiento en primera fila.

Los pueblos con encanto de Gredos

Aunque son numerosos los municipios de la Sierra de Gredos, nos gustaría destacar algunos pueblos con encanto de ellos donde merece la pena hacer parada para conocer mejor la cultura y las costumbres de la zona.

A menos de una hora de Ávila capital, tienes Piedrahíta, localidad declarada Bien de Interés Cultural, y cuyo casco antiguo conserva interesantes ejemplos de arquitectura popular, palacios y casonas, entre ellos, el Palacio de los Duques de Alba, de estilo barroco francés. Y por supuesto, no puedes irte sin ver la Plaza de Toros, la Plaza Mayor y la Plaza de España.

A apenas 20 minutos de Piedrahíta, llegarás a El Barco de Ávila, donde podrás admirar un soberbio conjunto histórico-artístico a orillas del Tormes, integrado por un magnífico castillo, el Castillo de Valdecorneja, una iglesia de siglo XIII, un puente románico y los restos de la muralla con la famosa puerta de El Ahorcado, ligada a una antigua leyenda.

Castillo El Barco de Ávila

En el otro extremo de la Sierra también podrás visitar otros pueblos como Arenas de San Pedro, Guisando, Mombeltrán o Candeleda. Arenas de San Pedro es la localidad más poblada de la Sierra de Gredos y cuenta con un extenso patrimonio. Cruzando su puente medieval te adentrarás en la villa donde destacan el Castillo de Don Álvaro de Luna, el Palacio del Infante Don Luis de Borbón, la iglesia gótica de Nuestra Señora de la Asunción y el Santuario de San Pedro de Alcántara. Además, no te puedes perder las famosas Cuevas del Águila, una joya del patrimonio geológico de la provincia de Ávila, en pleno corazón del Valle del Tiétar.

A 10 minutos de Arenas de San Pedro, te espera la Villa de Mombeltrán y su Castillo presidido por las montañas de la Sierra de fondo. Desde este punto podrás hacer una foto digna de una postal. Además, podrás visitar la iglesia de San Juan Bautista, la ermita de Nuestra Señora de la Soledad o las casas blasonadas tan típicas de la zona.

Cerca de allí también podrás visitar Guisando, un pueblecito de montaña con estrechas callejuelas declarado por la UNESCO como «Conjunto Histórico-Artístico y Paisaje Pintoresco». Allí se encuentra la Casa del Parque de Sierra de Gredos, donde podrás profundizar más sobre las maravillas que ofrece el parque natural.

Panorámica Guisando

Finalmente, no puedes irte de Gredos sin visitar Candeleda, un pueblecito situado entre el Valle del Tiétar y la Vera. En tu paseo por la localidad te encontrarás con Casas Entramadas, construcciones típicas de la Sierra y podrás visitar la Casa de la Judería y la Casa de las Flores en la Plaza Mayor. A tan solo 7 kilómetros de la localidad se encuentra, rodeado de árboles, el Santuario de la Virgen de la Chilla, una maravilla.

 Turismo activo en la Sierra de Gredos

Además de espléndidos paisajes y pueblos con encanto, la Sierra de Gredos es un enclave perfecto para disfrutar de infinidad de actividades de naturaleza y aventura.

Si decides calzarte las botas de montaña, tendrás a tu alcance los maravillosos paisajes de la Sierra de Gredos, con rutas de senderismo para todos niveles que te permitirán disfrutar de asombrosas lagunas glaciares y de una apasionante fauna compuesta por, entre otros, cabras montesas, salamandras y águilas imperiales. Los amantes de las dos ruedas también encontrarán un sinfín de rutas para recorrer la Sierra en mountain bike. La Plataforma de Gredos es el punto de partida de un gran número de rutas por la Sierra de Gredos, tanto si eres un principiante en la montaña como si ya tienes mucha experiencia.

Ruta a caballo Sierra de Gredos

Otra forma de descubrir los rincones más bellos de la Sierra de Gredos es a caballo, cabalgando por viejos caminos de herradura, rutas de arrieros y senderos vecinales. Una actividad apta para todos los públicos que te sorprenderá.

Y si quieres subirte a los árboles, ¡también podrás hacerlo! Colgado en los árboles, tendrás que superar emocionantes pruebas repartidas a diferentes alturas. Una emocionante experiencia con circuitos para grandes y pequeños.

El cielo nocturno de Gredos

Junto a los atractivos que se pueden contemplar en la Sierra de Gredos, quizás el más desconocido sea su admirable cielo nocturno, limpio de contaminación lumínica, lo que lo convierte en un paraíso para los

Cielo oscuro Sierra Norte Gredos

amantes de la astronomía y la astrofotografía. No en vano, la zona norte de Gredos goza del Fundación Starlight, un reconocido distintivo que acredita las excepcionales condiciones del cielo nocturno de Gredos en términos de transparencia y humedad, y de la que pocas decenas de lugares en el mundo pueden presumir. Así que si quieres ver las estrellas, la Sierra de Gredos es una apuesta segura.

La gastronomía típica de Gredos

Además de todas las posibilidades y actividades que ofrece para hacer la zona, hablar de la Sierra de Gredos es hablar también de reposo, de pasar unos días de descanso y de disfrutar de su deliciosa gastronomía serrana.

Judías El Barco de Ávila

No puedes dejar de probar las famosos judías o judiones de El Barco de Ávila, unas judías blancas de gran tamaño presentes en cualquier guiso que se precie en la zona. Otro de los productos estrella de la Sierra de Gredos son, indudablemente, las setas.

Otro guiso típico son las patatas revolconas, consistente en patatas cocidas con pimentón, laurel y ajo, combinadas en algunos casos con productos de matanza, que prácticamente se deshacen como puré. Las migas, típicas de la zona de los cabreros de Gredos, es otro de los manjares que puedes degustar en la zona.

Y mención especial merece el chuletón de Ávila, cómo no, procedente de reses autóctonas, y cuya carne goza de gran reconocimiento entre los aficionados a la buena mesa.

Ahora que conoces todo lo que puedes ver en la Sierra de Gredos es momento de escaparte a conocerlo, ya sea un fin de semana o de vacaciones.

Y si te gusta la naturaleza, te invitamos a consultar las guías de viaje de otros fabulosos parques naturales que hemos elaborado para ti, como los Arribes del Duero, el Cabo de Gata o el Delta del Ebro.


PREPARA TU ESCAPADA
-> Cómo encontrar un seguro de viaje barato
-> Consejos para ahorrar en tus escapadas
-> Consejos para alquilar coches baratos
-> Cómo consultar la previsión del tiempo antes de viajar
-> Qué cámara de fotos digital llevar de viaje

Qué ver de ruta por la Sierra de Gredos
Etiquetado en:                

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *